Poesías de Armando Ribas (2015)

OLVIDO

Desolado

Un domingo en la mañana

Una lluvia pertinaz

Adivina mi tristeza

Y el llanto del Olimpo

A mi alma acongojada

La acompaña en su dolor

Todo es extraño, y por doquier

Un vacío tiene huellas de su ausencia

Qué contraste, su alegría, mi tristeza!

Un silencio bullicioso

Se repite en mis oídos

Y entre sombras busco en vano

La suave placidez de su mirada

Oh deidades milagrosas

Borrad de mi mente tal imagen

Que el olvido llegue al fin a mi memoria

Y así desaparezca de mi vida

El vacío que su ausencia me dejara.



ESPERANZA

Un destello de luz en mi camino

de sombras tantas veces desbordado

Resplandece en mi cielo deslumbrado

y así he vuelto a creer en mi destino


Yo sé bien que en su paso por la vida

el alma también vive de ilusiones

soportando estoicamente decepciones

y se aferra a la imagen más querida


Qué pesares me aguardan todavía

en la lid de soñar en mis andanzas

si estoy solo luchando cada día.


Esperando vencer las asechanzas,

soy feliz al reencontrar la poesía

de vivir otra vez con esperanza.



SOLEDAD

Despertar

En esta soledad

Que negra ve la luz de la mañana

El sol puja por entrar

El llanto quiebra su empeño

La noche queda

Para acompañar al día

Y así la interminable sombra

A mi vida se abraza

¿Qué podré hacer?

¿Empezar otra vez?

En el otoño

El fuego se amilana

Tengo miedo de las sombras

Pero más de lo que brilla

Y como a Tántalo

A su vez desaparece

Me resisto y me digo

Levántate y anda

Pero como he de hallar el rumbo

De mentiras se llenaron mis esperanzas

Mi vida surcaba un camino

Pero recorría otro

Cuando creí ver la luz

Era tan solo su apariencia

Al final las esencias de las sombras

A Beatriz no me llevaron

Y aquí estoy

Solo, viviendo en el pasado

y muriendo en el presente.



ANGUSTIA

Yo conmigo que extraña compañía

Qué rara sensación

De ilusión y decepciones

tormentos y pasiones

que me siguen por doquier

y a mi ser despiadados lo desgarran

Así he aprendido

a vivir sabiendo que no vivo

a ser sin saber

el porqué del haber sido.

A buscar en lo profundo

En un mundo que se escapa

y sin tiempo en vacío se convierte

como el cielo donde brillan las estrellas

con el sol por el día resplandece

y en la noche la luna su magia le derrama

Pantalla majestuosa de sublimes dimensiones

que está no siendo nada

y permanece mientras cambia.

Oh sueño de mortales pretensiosos

de encontrar un camino al infinito

olvidando que si somos es porque no fuimos

y que el no ser es el destino de haber sido.

Así la angustia de estar solo

como ejemplo de no ser se nos presenta

y sepamos que a momentos

el vivir a morir ya se parece



EL DUELO DEL SILENCIO Y DE LA SOMBRA

El silencio se derrama

Por la casa solitaria

Las sombras le acompañan

Los recuerdos quedan

Y palpitan al amparo del desvelo

Todo es igual y es tan distinto

El ayer está presente

Y un mañana de ausencias enmudece

Agotado está

El manantial de la esperanza

La duda de la vida

Domeña la angustia de la muerte

Y el fin se nos parece

Como un choque de dos nadas

Ríos de entusiasmo

Cataratas de ilusiones

Por magia desaparecen

Y qué queda?

Sólo un duelo

Del silencio y de la sombra.




Tú eres música

Que en ti toma su forma

Tu eres notas

De pétalos de rosas

Tú eres risa, tú eres llanto

Tú eres canto de arpegios celestiales

Eres diálogo de cuerdas

En noches de luna enamorada,

Sinfonía que a los ojos las lágrimas arrancas

Eres tibia y eres blanca

Eres pena y alegría

Que estás lejos y tu imagen

Impregna la mañana

Eres todo que vienes a la nada

Eres lienzo y eres mármol

Y eres a la vez un pentagrama

Eres forma, eres colores

Que entonas preludios nocturnales

Eres eso,

eres... mi amada.



DESASOSIEGO

Es un día interminable

En que el alma solitaria

Esconde su dolor

Es su pena tan profunda

Tan intensa su agonía

Que hasta el cielo estremecido

A los dioses del Olimpo

El llanto hace brotar

Y esa lluvia adolorida

Al poeta solitario

Lo contempla en su pasión

Así sigue su carrera

Despojado de su risa

De su amor y voluntad

Como huyendo del destino

Que lo azota sin piedad



MARINA

Marina

Ballet de artistas y contornos

Que en danza celestial componen

beldad sutil sin igual dulzura


Marina

Alma, caprichosa, inquieta

Que el amor reclama

Y Eros receloso

Por miedo, fugaz, travieso se le escapa

Cunde el dolor en su alma

De sabia amóiaante llena

Pierde el rumbo

Y en el camino siente

Engañosa soledad, que no le deja

Percibir muy a su lado

El clamor de príncipes, que al verla

Ya tan cerca a las estrellas

de pasión sobrecogidos

No más pretenden

Admirar la luz de su alma plena


Marina

Ven acércate a este mundo

Donde mudo el ser

A tu paso se estremece y sueña

Alguna vez alcanzar tu compañía


Marina

Torbellino incierto

Que provocan esos ojos

Suave brisa que de Circe sus dones heredara

Y al viajero su música enloquece

Tiembla el alma enamorada

Al verse con razón desprotegida

Ante el brillo singular de tu belleza


Marina

Tersa, suave, deliciosa

Que del mar robaste sus encantos

No confundas el amor con los amores.